Proceso de soldadura con acero de baja aleación

Una de las claves más importantes a la hora de llevar a cabo una soldadura de garantías se relaciona con la compatibilidad entre los materiales elegidos. Y con respecto a la productividad que se pretenda alcanzar. Por ejemplo, la producción de la gran mayoría de la maquinaria de construcción y de transporte emplea el acero de baja aleación como material de fabricación gracias a su excelente resistencia y eficacia. ¿Quieres enterarte de algunas de las particularidades más destacadas de los aceros de baja aleación? Euroweld te cuenta todos los detalles de la soldadura con acero de baja aleación.

¿Qué significa exactamente aceros de baja aleación?

Los aceros de baja aleación se caracterizan por tener una menor proporción de añadidos. Como por ejemplo el cromo, el manganeso y el níquel, entre otros elementos, con respecto a otro tipo de aceros empleados en el sector de la soldadura. Ello proporciona una serie de propiedades únicas. Y que sobre todo destacan por su alta resistencia en cada una de las aplicaciones.

¿En qué consiste este tipo de soldadura con acero de baja aleación?

El proceso se basa en la unión de las piezas a soldar y del metal de aporte, mediante lo comúnmente conocido como fusión. A fin de obtener una producción sólida que perdure en el tiempo. Esta adhesión se consigue gracias a la aplicación de una fuente de calor y al medio gaseoso obtenido mediante los electrodos de soldadura revestidos. Esa alta temperatura de trabajo, como elemento añadido, permite la eliminación de posibles oxidaciones e impurezas. Por lo que se conseguirá una soldadura limpia y duradera.

Así, resulta trascendental que, en las aplicaciones a ejecutar, el soldador tenga un control absoluto del baño para que no se produzcan salpicaduras. Ello se consigue a través de una correcta elección y optimización de las herramientas de soldadura y de los electrodos disponibles. La diversidad existente permite una adecuación óptima a cada uno de los procesos posibles.

Las particularidades de cada soldadura

En función de la composición química y del espesor, se van a necesitar unos condicionantes u otros para una adecuada labor. En este sentido, a fin de evitar agrietamientos y tensiones residuales excesivas, el operario deberá establecer una temperatura determinada. Tanto en ese precalentamiento como durante y tras el propio proceso de soldadura. Cada trabajo es único y debe establecerse un mapa mental determinado con carácter previo.

¿Qué sectores de trabajo frecuentan su uso?

Las características de los aceros de baja aleación hacen que se adapten mucho mejor a unas áreas de trabajo que a otras. Su alta productividad ha estandarizado su utilización en proyectos de construcción naval y de construcción ligera. La elaboración de chapas, placas y tubos, en el sector de la ingeniería estructural; así como la fabricación de las carrocerías, en el sector de la automoción; también se valen de las propiedades del acero de baja aleación. Con su uso, las empresas buscan una evidente potenciación de la productividad de su negocio.

Desde Euroweld Logistics nos ponemos a tu absoluta disposición para cualquier duda o comentario que desees consultarnos. Suministramos cada uno de nuestros productos por todo el territorio nacional, la distancia no será un impedimento. Cuéntanos qué necesitas, contacta con Euroweld.

 

Compartir:
0 comments on Proceso de soldadura con acero de baja aleación

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *