Cómo ser un buen soldador: 3 Consejos para soldar ¡Que no debes perderte!

Existen muchos consejos para soldar, pero queremos haceros un resumen basado en nuestra experiencia en herramientas de soldadura, ya que estamos seguros de que os van a ser de gran ayuda. Ya estéis en las primeras fases de este maravilloso oficio o en fases más avanzadas ¡Tomad nota! Porque un buen consejo nunca está de más.

Consejos para soldar ¡Manos a la obra!

Hemos estructurado nuestros consejos para soldar en tres bloques: Seguridad, costes y trucos.

Porque para realizar un proyecto de soldadura en buenas condiciones, debemos tener en cuenta diferentes factores ¿Te parece interesante? ¡Continúa leyendo! 

1. ¿Estas tomando las medidas de seguridad adecuadas?

La seguridad es lo primero que debéis tener en cuenta cuando comencéis con proyectos de soldadura y no solamente para realizar trabajos de calidad, sino para asegurar la integridad del soldador, algunos podrán parecer muy obvios, pero en materia de seguridad ¡Nunca está de más tenerlos presentes! 

  • Tener en cuenta la protección personal

* Vestimenta que os proteja del contacto con el metal fundido o las chispas al soldar sin olvidar que debe cubrir el cuello y si tuviesen bolsillos, que estos puedan abotonarse. 

* Manoplas o guantes.

* Protección para la cabeza: Casco, mascarilla, capucha o gorro para el cabello y protector auditivo.

* Calzado de seguridad y polainas.

* Mandil, delantal de cuero o peto protector.

  • Trabajar en una zona bien ventilada.
  • Evitaremos soldar cerca de materiales combustibles o gases explosivos, además debemos tratar de jamás generar materiales inflamables mientras realizamos trabajos de soldadura.
  • Utilizar protecciones incombustibles como: Toldos o cualquier tejido que garantice protección. 

2. ¿Cómo reducir los costes?

Una de las formas de reducir los costes en materia de soldadura es teniendo en cuenta la forma en la que trabajamos, os sorprendería cómo estos detalles pueden aumentar el margen de beneficio, ¡Tomar nota! 

  • Selección de los materiales: En la medida de lo posible, seleccionaremos materiales fáciles de soldar y que nos ahorre complicaciones al trabajar con ellos. 
  • Tener en cuenta la forma de la junta: Con un grueso espesor, debemos priorizar en los biseles dobles ya que economizan la cantidad de soldadura y sin olvidar que tiene que poder soldarse en ambos lados.
  • Juntas bien presentadas: Ya que malgastamos el metal al tener una separación demasiado grande, entre los bordes de las piezas a soldar. Y no debemos olvidar que no se necesita un cordón abultado para mantener la resistencia de la unión.
  • La posición de soldar, si es posible, debe ser plana ya que con ella se permite el uso de electrodos más gruesos siendo más fácil soldar. 
  • Al trabajar con una longitud adecuada del arco, concentramos en la junta toda la corriente, disminuyendo con ello las salpicaduras. 
  • Con electrodos de mayor diámetro aumentamos la velocidad de avance y aportamos mayor cantidad de soldadura. 
  • Eligiendo electrodos de alto rendimientos reducimos costes, por eso debéis elegir los que contienen hierro en polvo en su revestimiento. 
  • Debemos consumir los electros hasta dejar un cabo de 2” como límite. 
  • Mantener la longitud adecuada del cable ya que uno muy pequeño se calentará rápido representando perdida, siendo este calor dañino. Y los que son demasiado largos, pierden energía, produciendo caída de voltajes, pasando lo mismo con los cables que se mantienen enrollados. 
  • Reparar las conexiones flojas o cables partidos, ya que los mismos son un desperdicio de energía traduciéndose en costes más altos. 

3. ¡Trucos para aprender a soldar bien!

Porque los consejos para soldar nunca están de más y muchos pueden parecer obvios ¡Os dejamos 4 trucos para soldar de forma correcta!

  • Tener en cuenta de que el soldador se encuentre caliente, que todo se encuentre bien fijo al momento de comenzar a soldar y que todas las superficies estén limpias. 
  • La potencia del soldador siempre debe ser regulada.
  • Para una soldadura de calidad, debemos tener el soldador con una punta fina.
  • Asegúrate de que la temperatura de fusión no sea alta a la hora de soldar con estaño y que este no debe tocarte, solamente debes acercarlo. 

Es muy importante tener en cuenta consejos como los que os hemos dado, ya que un trabajo con la mejor calidad es sinónimo de destreza y esto solo se obtiene a base de la experiencia.  

¿Te ha gustado este post o tienes alguna duda?, no dudes en contactar con nosotros ¡Estaremos encantados de ayudarte!

consejos para soldar

Compartir:
0 comments on Cómo ser un buen soldador: 3 Consejos para soldar ¡Que no debes perderte!

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies